Loading...

Darle Vuelta a la página

El secreto de Disney, los principios de su animación

Los sueños fascinan. Volar, vivir para siempre, obtener lo que más queramos.

¿Quién rechazaría la posibilidad de tener lo que más deseamos?Haz click para twittearContrario a lo que la mayoría dice, la imaginación sí tiene límite. Quizá varios límites, o quizá solo se reduce a uno. El esfuerzo. Hay veces que carecemos de presupuesto, de tiempo, de incentivos. Y ahí la respuesta. El mayor límite de la imaginación, es poder bajar o darle cuerpo a la misma. Todo dependerá del esfuerzo.

Así comenzó Disney, como hombre, como sueño y emporio. No tengo que introducirlo para saber de qué y de quién hablamos. Disney es quizá nuestro mayor referente de narrativa y animación. “Magia” “Donde los sueños se hacen realidad”. Ese es su slogan. Claro que tienen esa capacidad, casi alquímica, de materializar los sueños.

¿Cómo es esto posible?

La verdadera causa la encontramos en el arte; en esa sublimación del espíritu que por tanto tiempo nos ha intrigado. Como ya lo he escrito antes en otros artículos, es esta capacidad creativa  intrínseca al ser humano, la que nos permite revelar de distintas maneras los anhelos más internos.

Los orígenes de esta capacidad artística, -la de bajar los sueños al papel- se liga al dibujo. El dibujo es el esqueleto. Podemos proponer a través de él.

Al poseer un cuerpo humano, estamos supeditados a lo sensitivo. En su mayoría a una propensión por el sentido visual. Las imágenes son  un lenguaje y el dibujo es una herramienta de comunicación. Una antesala del sueño a la realidad. A través de la representación dibujística, podemos hacer que Alicia pase de ser una niña a un gigante. Que los animales tengan comportamientos expresivos semejantes a los humanos. Que los árboles se deformen en gestos grotescos y que los pájaros se posen en nuestras manos nada más hacer un ligero gesto.

El dibujo es, conocer cómo la vastedad de la vida material. Es una manera de conocimiento de la lo objetual. El primer enemigo de la física y la lógica.Haz click para twittear Se trata de la genuina representación de la realidad a través de la forma. En el dibujo no hay reglas. La única limitante -que por cierto la nombro como una parcial- sería la habilidad. Parcial, ya que desaparece con la práctica.

Así que el dibujo como método, es el aliado de los sueños. Haz click para twittear

Disney exploró y desarrolló los métodos de la animación tradicional

Vía: boredpanda

Dibujar y dibujar

Con una carrera en arte, escaso dinero y esfuerzo; creó dos prototipos de empresas de animación previas Disney. Ambos proyectos fracasaron pues el costo era elevado a ganancia. Paciencia, que sabemos como termina la historia.

Regresando al perfeccionamiento del dibujo, la técnica por la cual éstas elaboradas y grandes joyas de su género, es la método llamado  Pose a Pose. Esto es dibujar a un personaje en una posición. Después dibujar al mismo personaje con un cambio de posición. Ahora rellenar con dibujos intermedios esa transición, de una a otra posición, en orden según el movimiento. Cambiar la página dibujada una tras de otra, es lo que nos da el efecto de movimiento en el dibujo. Mientras más dibujos intermedios existan más fluido se ve el  movimiento. A estos dibujos se les llaman cuadros. Fue a través de esta manera de animar que se concibieron muchas películas clásicas de Disney. Como Blancanieves, Bambi, La Cenicienta,entre otras caricaturas.

Vía: thehunchblog

La metodología de la animación clásica de Disney

Primero se desarrolla una maqueta de la historia. Luego se pasan a dibujar puntos claves de la misma utilizando prototipos de personajes. Los representantes del desarrollo de proyecto tienen una junta donde se le hacen ediciones a la historia. Ya sea que se le agreguen o quiten escenas, cambios en la duración, modificación de contenido en general, etc. 

La etapa del rellenado

Es decir, hay un área de dibujantes que hacen estos cuadros de relleno entre los movimientos, para darle movimiento y fluidez a las acciones. En esta etapa, los dibujantes se valen de espejos, modelos, referencia visuales de todo tipo. La finalidad es de poder llevar más allá las reglas de la física y apuntalar esta capacidad del lenguaje dibujistico.

El material pasa a ser fotografiado. Uno por uno, los dibujos se registran. Utilizando este nuevo material se crea una fotosecuencia. Luego, un especialista revisa el material y anota los cambios. Es decir si hay que agregar mas cuadros a la animación para mejorar la fluidez o si hubo un error de dibujo, etc. Hasta aquí, todos los dibujos y la animación generada es únicamente en blanco y negro.

Este resultado se presenta en una sala para los representantes del equipo de animación. En la junta se hace una revisión minuciosa de qué funciona y qué no para la historia.

Ahora si, despues de tanto, esta es la parte donde entra el color. Que por cierto, al principio de la compañía Disney, era un área exclusiva para mujeres. Cada uno de los dibujos, es retrasado. Sobre los dibujos en papel, se les pone un acetato.  Se les colorea con pigmentos de fórmulas secretas.

Por ejemplo la gama cromática de Blancanieves tuvo alrededor de cincuenta mil colores y un aproximado de doscientos cincuenta acetatos.

Los escenarios se dibujan y pintan a parte de los personajes. Se hacen también a mano y se coloreaban con acuarela. Los interiores tardaban meses en ser trabajados.

Por segunda ocasión todo el material se pasa a fotografiar. Cuadro por cuadro se incorporada al escenario. La fase final, es el sonido y los diálogos. Los técnicos de sonido entran en escena y agregan los efectos de sonido, empatado al movimiento. Después, una orquesta sinfónica musicalizar el filme completo.

Es un proceso realmente largo y costoso. Que emplea y requiere de muchos participantes. El proceso del dibujo es el alma de todo el proyecto. Actualmente, luego de las crisis de Disney en torno a la llegada de los medios digitales y el cambio de los gustos de la narrativa del público, los animadores que oficialmente trabajan y dan clases ahí, impulsan a las nuevas generaciones para que nunca dejen de lado la herramienta del dibujo tradicional.

Lápiz y Papel

Parte del trabajo en Disney es continuar con la formación del dibujo tradicional. De modelo desnudo y modelo de personaje. El modelo de personaje se refiere a estar caracterizado con ropas o accesorios particulares. Esto para que los estudiantes entiendan cómo analizar y dibujar la manera en que la ropa cae, los gestos se forman, las posturas, etc. Se apuntala a que el dibujo a mano es la herramienta fundamental para la creación de personajes. Ir más allá de solo copiar de la realidad y también inyectarle complejidad y espíritu al dibujo. La actitud de estudiar a la fuente, lejos de la referencia digital es fundamental en el proceso.

Son las habilidades del dibujo con modelo las que agregan una vitalidad al dibujo. Muchos dibujantes y animadores contemporáneos, buscan la salida inmediata, a través de elaborar su propio estilo y poniéndolo así de excusa. En oposición debemos regresar al dibujo tradicional, para mejorar explorar y de ahí generar un estilo.

Una pieza importante para el desarrollo del dibujo en la historia de Disney es Arthur Babitsky.

Este artículo continuará …

Vía: boredpanda

 

ANIMACIÓN Y MOTION GRAPHICS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat