Loading...

¿Animar es Actuar? Art Babbitt y la creación de personajes

¿Goofy, Gepeto y la Madrastra de blancanieves son actores?

¿Alguna vez hemos pensado en la animación como una verdadera obra de teatro, que se desarrolla en complejidad más allá del atractivo visual?

La gestualidad, el movimiento, la interpretación y la profundidad del personaje, todo esto es el resultado de un creador.

Si hablamos de una película, un corto o una serie animada, sabremos que hay un colectivo de personas detrás de ella que lo hacen posible. Sin embargo, ¿qué tanto hay que comprometerse a entregar una esencia al personaje mismo? ¿Se ve el resultado de esa impresión de vitalidad en la pantalla? ¿Qué es lo que realmente nos mueve como espectadores a revisar este tipo de contenidos animados?

Como antes ya lo he mencionado, el dibujo es un método de expresión increíble. Que puesto en movimiento reta a las leyes físicas y a la lógica humana. Los métodos de la animación que exploró Disney, requerían de un impecable desarrollo de personajes. Y lo lograron cuando los Studios adoptaron  el dibujo con modelo gracias a uno de sus más grande animadores.

Actor y Artista

Arthur Babitsky fue una joya para Disney. Nació en el año 1907 y fue animador para la compañía, en la llamada época dorada de Disney. Este periodo comienza con la producción de Blancanieves y termina con el estreno de Los Arsitogatos. Se le conoce como dorada, ya que Walt Disney colaboró en la realización de éstos filmes muy aclamados, pese al desfase en ganancias.

Mejor conocido como Art Babbitt, comenzó su incursión en la animación trabajando para comerciales de televisión. Debido a su talento, le recomendaron mejor voltear a ver los Studios Disney y trabajar ahí. En el comienzo, ingresó como asistente de animador. Pero rápidamente escalo a animador principal.

En su primer tarea encomendada ya en el nuevo puesto, realizó una animación hermosa que lo haría ganar un Oscar. La animación es de un ratoncito que perdido en un banquete se encuentra con una copa de champagne y el resto es historia.

Les recomiendo bastante  revisar el corto. En ella encontramos las grandes habilidades de Babbitt para capturar las posiciones y los movimientos conectados del personaje. Babbitt realmente se sumergió en la comprensión del movimiento humano, para después desarrollarlo en múltiples personajes.

Vía: Sptimo7 sello

Él hablaba de desarrollar un análisis intelectual de la complejidad del personaje, a través de su actitud corporal. De acercar al comportamiento del personaje, con la mirada y con su personalidad, cada vez que se vaya a producir animación. También de mantener la sincronización del movimiento con la ropa y los accesorios del personaje.

Era tan buen dibujante y su conocimiento lo desarrollaba con tanta naturalidad, que pronto se dió a notar en los Studios. Comenzó a recibir a colegas y estudiantes en su casa después del trabajo para dar  asesorías personales. Al mismo tiempo, él personalmente contrataba a modelos humanos o animales, para tener referencias y dibujarlos. Al enterarse sus compañeros de trabajo, también le pedían asistir a estas sesiones.

Llegó el día en que Walt escuchó sobre estas sesiones y le pidió que mejor implementaran el método formalmente en los Studios. Modelos reales y pequeños filmes de teatro y ballet, también se unieron al acervo de imágenes de referencia para la creación de dibujos en Disney.

Era la gesticulación uno de los temas de mayor interés para él. Babbitt dibujaba con un espejo frente a él. Con el fin de poder observar cada mínimo detalle de movimiento y capturarlo. El objetivo era mimetizar al personaje con las reacciones humanas. Exagerar si era necesario y lograr empatizar con el espectador. Babbitt fue una pieza para la animación a la que se le atribuye la exploración del diseño y dirección de personaje.

Disney le daba el lugar de actores a sus más grandes animadores. Y es que Babbitt realmente impregnaba una espíritu particular a todo lo que daba vida a través de su trazo. Para él las emociones se tenían que ver reflejadas de manera contundente y limpia. Para llegar a ello, no había otro camino más que el de observar las referencias. Referencias de la vida real.

Es darle pensamientos y sentimientos a los trazos

Vía: ArtBabbittBlog

Otorgarles personalidad y carácter. El recomendaba a los dibujantes salir a vivir distintas experiencias. Mantener los ojos abiertos, ver películas y danza, de manera que el trabajo estuviera vivo. El más grande consejo era nunca copiar el trabajo propio ya realizado. Lo más importante, decía Babbitt, era darle cariño al personaje. Sin éste, no crecería ni se desarrollaría esa humanidad.  

Algunos personajes clásicos que creó Babbit para Disney son: Goofy, Geppetto, La Madrastra de Blancanieves, La Cigueña que entrega a Dumbo, entre otros. El reto para animar a Goofy era que sus movimientos fluyeran. El de Gepetto era el de reflejar cariño y simpatía hacia el espectador. Para la Madrastra de Blancanvieves era darle fuerza. Para la cigüeña, el objetivo era que cohesiona y enalteciera la voz de su doblaje y hacerlo parecer como un mensajero formal de Western Union.

 

y ¿Activista?

Art Babbitt también fue una pieza estratégica que dio jaque a Walt Disney. A pesar de ser uno de los animadores mejor pagados y ser un gran colega de trabajo para Walt, estaba inconforme de las desigualdades salariales para el resto de los empleados.

En un principio los empleados de los Studios Disney tenían los mejores pagos a comparación de otros estudios de entretenimiento. El veinte por ciento de las ganancias de cualquier producción se daban sin reparo a los trabajadores. Sin embargo esto cambió cuando la compañía creció y se trasladó a California.

De igual manera influyó el contexto político, económico y social por el que transitaba el país en esa época. Disey como director había adoptado una visión de crear el nuevo estudio con grandes lujos en su interior. Para que sus trabajadores pudieran pasar todo el tiempo ahí. Les implementó gimnasio, cafetería, estancias recreativas. Sin embargo oficinas individuales solo las tenian un círculo cerrado de animadores.

Vía: Cartoon Brew

Aunado a esto, hubieron varias pérdidas taquilleras que disminuyeron drásticamente a la planta de trabajadores. Este hecho también dificulto bastante la relación. Aunque Walt rara vez se encargaba de ver esos asuntos.

Los trabajadores, varias veces pidieron audiencia con el director para poder mediar los salarios y tener una ganancia más estable. Cuando Disney por fin accedió, lo único que permitió fue una conferencia impartida por él. Walt dió a entender en su discurso que los Studios era la casa de los empleados y no tenían por qué salir del mismo. Que todas las facilidades las encontrarían ahí y por lo tanto no había razón para aumentar salarios.

A Babbitt esto le pareció bastante injusto. Sin importar que el estuviera dentro del círculo cercano a Walt, se unió a los trabajadores. Esto causó en Walt una apariencia de traición por parte de Babbitt junto con su despido. Instantáneamente alrededor de doscientos empleados se pusieron en huelga. Esta duró poco más de un mes y se le unieron otros Studios como Warner Brothers. La huelga terminó cuando Disney decidió poner un juez que les emitiera las facilidades que pedían, entre ellas la aprobación de un sindicato de animadores. Lo que menos quería Disney era continuar con la disputa pues habían bloqueado la producción de la animación de distintas maneras. Para saber más detalles y las disputas internas cercanas a intereses políticos que en ese año se vivían en el país, te recomiendo este artículo 

Vía: 50 Most influential Disney animators

Bajo este nuevo escenario, la relación entre Art Babbitt y Walt Disney nunca volvió a ser igual. Su relación se convirtió en un empleo y desempleo. Disney nunca pudo perdonarlo a pesar de que a sus trabajadores les dio todas las facilidades que pedían. Tras demasiados conflictos Babbitt decidió dejar la empresa. Continuó su profesión en otros estudios. Fue maestro y ejemplo de muchos. Ganó múltiples premios y muy al final de su vida se sanóesta rivalidad. No por iniciativa de Walt pero sí por medio de uno de sus sobrinos.

Recomendación

Una de las piezas clásicas, de la animación creadas por Art, fue la pequeña aparición del cascanueces, incluida en fantasía. Es una maravilla, pues no solamente vemos la danza. Babbitt convierte el vestuario en la anatomía de las flores. Las escalas, la naturalidad y sutileza del movimiento, junto con la sincronización del sonido. También es un ejemplo de intensidades narrativas.

ANIMACIÓN Y MOTION GRAPHICS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat